¿Es el striptease un arte?

En 2006 saltaba una noticia en los medios noruegos, ya que un tribunal de este país daba al striptease categoría de arte y lo eximía de pagar el impuesto de valor añadido (IVA). Esta polémica surgía cuando un establecimiento de Oslo se negó a pagar el 25% de IVA que les correspondía por la categoría en la que se encontraban en ese momento, siendo posteriormente llevados a los tribunales por las autoridades locales.

Los abogados defensores alegaban entonces que las strippers y los boys tenían que ser de cualquier forma considerados artistas escénicos, tal y como ocurre con otras disciplinas y por tanto tenían que estar bajo el paraguas de este mismo estatus legal. Finalmente, se les dio la razón y quedaron libres de pagar las tasas de IVA que hasta entonces les venían relacionadas.

 

Cuando haces la declaración de la renta y calculas si tu también podrías hacerte estríper en Oslo.

 

Tras esto se abrió un amplio debate en el que los expertos de cada país arrojaron opiniones diferentes, en función del grado de inserción de la disciplina del striptease en cada uno de ellos. Sin embargo, es innegable que esta práctica une tanto las artes escénicas como la danza y como tal debería tenérsela en cuenta. Así lo han confirmado legalmente en algunos países, como se muestra en el caso anteriormente expuesto.

También deberíamos considerar que el striptease cuenta con una larga historia, hecho que ha sido reflejado en anteriores artículos de nuestro blog, teniendo referencias del mismo en documentos sumerios que datan del siglo III a.C. Estos primeros antecedentes tuvieron su evolución hasta que alcanzó su máxima popularidad en el siglo XIX, con establecimientos parisinos como El diván japonés.

Artistas del striptease y del burlesque se pronuncian explicado que este tipo de escenificaciones nos reconectan con nuestra esencia más salvaje y que hay que vivirlas sin miedo o prejuicios, ya sea como espectador o como artista.

 

Tu reconectando con tu esencia más salvaje

 

Asimismo, los Boys y las strippers implementan también la comunicación no verbal, comunicando mediante el movimiento, los gestos y la mirada. Todo este proceso requiere una preparación para transmitir el erotismo que va ligada a cada actuación que se realiza. En la actualidad se ha implementado incluso la figura de los sex-coach, hombres y mujeres que ayudan tanto a profesionales como amateurs a encontrar la sensualidad en sus movimientos, más allá de un acto que requiere simplemente irse quitando prendas sin trasfondo.

 

Sacando toda la sensualidad sin necesidad de palabras, o no


Compartir en Facebook  Compartir

SERVICIOS RELACIONADOS